NUEVO CENTRO CULTURAL METROPOLITANO

Los edificios en donde se desarrolla el Centro Cultural corresponden al inmueble de la Antigua Universidad Central y al inmueble contiguo del "Antiguo Cuartel de la Real Audiencia".

Como se pudo apreciar anteriormente, este conjunto posee un cúmulo de símbolos y valores histórico-culturales locales y nacionales, cuyo contenido y significado están en la memoria de la sociedad ecuatoriana. Además el edificio está enmarcado en un entorno histórico arquitectónico de primer orden que lo valoriza aún más dentro de estos aspectos.

El hecho de que aquí funcionó la Universidad de los jesuitas así como la Universidad Central tiene singular importancia ya que representa una de las expresiones más altas del desarrollo de la ciencia y la cultura del país. Así mismo, como institución municipal, en estos espacios se ha desarrollado un constante servicio a la comunidad desde la creación del Instituto Municipal de Cultura, luego del Departamento de Educación y Cultura Popular, la creación del Archivo Histórico, del Museo Alberto Mena Caamaño, Biblioteca Municipal y de la Dirección General de Educación y Cultura con todos sus áreas y proyectos componentes.

El Centro Cultural alberga al Museo Alberto Mena Caamaño con sus colecciones de obras de arte coloniales, del siglo XIX, y contemporáneas y además a la Biblioteca Federico González Suárez, que con más de 50.000 volúmenes, atiende más de 3.000 consultas diarias. Mantiene en su fondo histórico, cerca de 8.000 volúmenes que por su contenido, antigüedad, características físicas, etc. son considerados parte del Patrimonio Documental Ecuatoriano.

Luego de una esmerada restauración y reacondicionamiento emprendida por el Municipio de Quito, el Centro Cultural Metropolitano abre sus puertas para continuar con esta tradición de historia y cultura.

ANTECEDENTES DEL PROYECTO

La etapa de restauración del edificio, a concluirse en abril del año 2000, está financiada por un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo BID, por un monto global cercano a los US $2800.000. Este presupuesto incluye, no solamente la rehabilitación de los espacios, sino también instalaciones eléctricas, instalaciones sanitarias, instalaciones especiales: alarmas contra incendios, censores de movimientos, circuito cerrado de televisión, sonido ambiental, busca personas, aire limpio con presión positiva en salas de exhibición y reservas, ascensores, montacargas.

Este conjunto conlleva un cúmulo de símbolos y valores histórico - culturales locales y nacionales, cuyo contenido y significado son rescatados por la intervención arquitectónica, que tiene por objetivo constituir un dinámico y moderno centro cultural para la ciudad. Estas acciones se establecen como reconocimiento de la necesaria ligazón de la herencia cultural con los intereses contemporáneos del desarrollo de la ciudad.

PERFIL DE LA INSTITUCION - POLITICAS

En el marco de los procesos que afectan la realidad actual, mientras que con galopante descentralización del poder político va disminuyendo la importancia del estado, con el proceso de globalización mundial el poder de decisión se va diluyendo y la municipalidad, que es la unidad política mas cercana a la comunidad, tiene que asumir nuevos roles y se convierte en elemento clave de las relaciones y reinvindicaciones sociales y políticas. Es en este contexto que la búsqueda de la participación e identidad se centra con mas fuerza en el campo de lo local.

El Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, de acuerdo al Plan Estratégico Institucional 98-99 determina sus nuevas funciones así como las de los agentes sociales, en el desarrollo y la conformación del Distrito como tal, situándose en la posición de gobierno local y de facilitador; esto significa un cambio de políticas dentro del área cultural, lo que implica un cambio de política del Municipio respecto a la comunidad.

Se determinan entre otros los siguientes objetivos estratégicos: mejoramiento de la calidad de vida de la población del Distrito, crear el sentido de pertenencia y apropiación de la ciudad y transformar a la ciudad de Quito en una ciudad altamente competitiva.

De acuerdo a los postulados del mencionado Plan Estratégico se da a la Cultura el carácter de servicio básico para la comunidad distrital; este servicio cultural deberá ser fundamentado en programas autosustentables que generen productos cuyos resultados sean susceptibles de cuantificar y cualificar.

El Centro Cultural Metropolitano se convierte en una importante herramienta estratégica al servicio de la comunidad y particularmente de formación del niño y joven dándole acceso al mundo de la información.

En el Centro Cultural se espera que interactúen todos los componentes de la Dirección General de Educación y Cultura municipal con base a un objetivo común, integrando actividades para satisfacer las necesidades básicas en pos del desarrollo social y constituyéndose en un espacio público modelo, al servicio prioritario de la niñez y juventud.

Incidencia en la población

El Distrito Metropolitano de Quito, actualmente tiene una población de 1986.445 habitantes de los cuales el 77.6 % se encuentran en la ciudad; en una progresión a veinte años, esta población distrital, alcanzará a los 2871.000 habitantes, elemento humano que se convertirá en potencial usuario de un Centro Cultural acorde con los requerimientos de la sociedad y su época.

Actualmente, la asistencia de un público joven ávido de conocimientos a los servicios restringidos que ofrece la biblioteca municipal, es la mejor prueba de la utilidad social y cultural que brinda a la comunidad.

Expectativas

El Proyecto en marcha tiene como uno de sus objetivos incrementar significativamente la participación ciudadana, no solamente ampliando y mejorando la calidad de los espacios destinados a biblioteca y museo, sino diversificando ostensiblemente la oferta y calidad de los servicios culturales.

El Centro Cultural se complementará con servicios al público, auditorio, cafetería, tienda, etc. Con esta nueva concepción, se espera recibir en el primer año de apertura del Centro Cultural en la biblioteca, 1500.000 usuarios con 2000.000 de libros consultados y en el museo los mismos 200.000 visitantes, pero con el cobro de una módica entrada.